herpes labial

Herpes labial

¿Qué es el herpes labial?

Es conocido popularmente como “fuego” o “calentura”.  El herpes labial se caracteriza por ser una inflamación en los labios o alrededor de ellos formado por unas ampollas pequeñas llenas de líquido sobre un eritema, generalmente dolorosas y muy contagiosas, que se rompen y forman costras. Su duración promedio es de 7 días.

La causa es el herpes simple tipo I, un virus muy frecuente adquirido en la infancia, que permanece latente y puede reactivarse por:

  • La exposición solar, ya que la radiación UVB estimula la reactivación de las infecciones;
  • Factores que alteren nuestro sistema inmune, como el estrés por una mudanza o unos exámenes, la fatiga, otras infecciones con fiebre, períodos menstruales por el cambio hormonal, la toma de antibióticos, resfriados y gripe, extracciones dentales …
  • Tratamiento con medicamentos inmunosupresores, antineoplásicos, corticoides a dosis altas y crónicos…

¿Cuáles son los síntomas de un herpes labial?

El herpes labial cursa con varias etapas de evolución. Su duración promedio es 8-10 días.

  1. Al principio se nota una sensación de malestar, quemazón, escozor u hormigueo en la parte más externa del labio.
  2. Después, la zona se enrojece y aparecen pequeñas ampollas que van haciéndose más grandes, molestas, dolorosas que están llenas de un líquido claro amarillento.
  3. Luego esas ampollas se rompen (es la fase más contagiosa y dolorosa).
  4. Finalmente, se forma una costra amarilla, previa a la desaparición de la calentura.

¡IMPORTANTE! Si la infección dura más de 15 días acude a tu médico.

herpes labial, calentura
Hay controversia sobre si la exposición solar agrava el brote del herpes o la mejora. Como siempre os recomendamos, debéis evitar una exposición excesiva al sol y sin protector solar, ya que en este caso particular genera una inmunosupresión que favorece el crecimiento del virus herpes simple. En cambio, una ligera exposición de no más de 10 minutos puede ayudarte a cicatrizar.

Tratamientos para reducir el herpes labial

Es esencial evitar contagios ya que una vez nos hemos infectado por el virus. éste no desaparece y permanece latente, aprovechando una “bajada de defensas” para actuar. Por ello, los tratamientos serán sintomáticos según la etapa en que nos encontremos:

  1. Procura mantener secas las ampollas, y cuando ya tengas costra aplica vaselina para aliviar las molestias.
  2. Si ya antes has padecido una calentura, ante los primeros síntomas, incluso antes de que aparezcan las ampollas, aplica un parche coloidal, éste actúa de 2 maneras: crea una barrera para evitar contagios y ¡además podrás usar tu labial sobre él para disimular el brote!, y crea un ambiente en el que el tiempo de cicatrización se reduce notablemente.
  3. Otra recomendación y quizás la más efectiva es el uso tópico de una crema que contenga Aciclovir u otros antivirales. Aplicado al principio de los síntomas, reducirás el tiempo de infección, pero evita automedicarte sin conocer el diagnóstico.
  4. Si prefieres una alternativa natural, tus aliados serán el aceite puro de árbol de té (Melaleuca Alternifolia) con su acción antiséptica o las flores de saúco que secan y cicatrizan.
  5. Si por el contrario, prefieres utilizar la medicina homeopática para tratar tu herpes labial, pregúntanos por el remedio homeopático más adecuado para tu proceso: Sulfuren + Staphylococus, Rhus toxicodendron 15CH, Cantharis vesicatoria, Mezerium, Natrum muriaticum

¿Qué os parecen nuestros consejos?, ¿padecéis vosotros o algún familiar de herpes labial? ¿sabías que el café, el picante, el tabaco y la exposición solar excesiva lo agravan? Cuéntanos tus experiencias.

0 comments on “Herpes labial

Deja un comentario, tu opinión nos importa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: